22 de junio de 2008

improvisación Domingo 22 de junio



Predije una ciudad con cristaleras
en invierno y sin calcificar
Predije un pasado iridiscente
y perfeccionado diariamente
en la longitud de la humedad
que circula entre tus dientes
de sibila y Anastasia.

Predije un altiplano sin caballos
y un retoño del color de la corteza del roble
donde crecen las lilas: en los huecos
que la hiedra deja sin deborar. Reinando.

Predije una alternancia de amores
que te perseguirían allá donde dejaras de ir
Y la nieve, que reposa perezosa en mis pestañas
consigue convertirse en miel.
Y es primavera allá dónde cae y salpica;
pero no
bajo mis talones sajados y coronados de lujurias
porque camino, y sigues llevando 4 días de ventaja.

En la circunferencia de la mañana y con mi ábaco
en el desfiladero de la ciudad. Sigue sacándome 4 siglos de ventaja.
Alejada de mi obtusa suerte.

Y podría llover sobre su espejo de verdades
por proponer... una milla de gritos derramándose
porque hay luna llena, mi querida, repleta de carne blanca.
Y paneles de seda clausurando el cielo raso de las noches
que se nos quedan por describir.

Ora la grandiosa pidiendo cera y dolor de parto
Ora ella que aún sabe cómo hacerse escuchar.
Podríamos ser le fiel y cambiar con las estaciones...
abandonando el invierno de esta ciudadela aterrada
dinamitando el arca sus alianzas
escupiendo la arena de metralla que ennegrece el Danubio
y rebosa parabien del Eufrates.

Ora ella gloriosa cabalgando a horcajadas de un quinto caballo
al que ensillamos y alimentamos con pedazos de nosotras.

Predije...
que pintariamos las cristaleras que nos cuentan esta Historia.


+++++++++++

algún día lo leeré y lo cambiaré
ahora ni me atrevo
está escrito de un tirón como es necesario

2 comentarios:

Addictive Epicurean dijo...

Si lo cambias, pásame la última versión. Mientras tanto, lo escribiré en una hoja de cuadernos (de las de cuadrícula y espiral), lo doblaré en cuatro pedazos y quedará escondido bajo la almohada. Como tantas cosas que te he robado a lo largo de los años (que parecen siglos), y que espero robarte eternamente.

Sigo diciendo que las palabras y la belleza son los únicos bálsamos que de veras pueden existir. Donde crecen las lilas, donde crecen las lilas...

¿Dónde crees que lo hacen?

Patata cósmica dijo...

en los huecos de los árboles
ellas poseen otro tipo de fuerza

y no tienen corteza


Ahora más que nunca (y pego una voltereta) creo que SÍ somos violetas amarradas en los huecos de lso árboles semi muertos, y, ahi crecemos.

Tengo muchas jaquecas últimamente,
y puede que por eso escriba un poco más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...