1 de abril de 2010

cambiando costumbres

El día ha empezado a las 3 de la mañana, cuando me he despertado, de golpe, totalmente convencida que era de día y con una fuerte taquicardia. He comprobado la hora y tras pasarme un cuarto de hora intentando recuperar el sueño, me he levantado como si fueran ya las 9h.

He tomado mi ración de jalea real y me he puesto a estudiar. Me he vuelto a acostar a las 6 y media y he dormido hasta poco antes de las diez.

Soy incapaz de recordar nada de lo que he estudiado, sé que eran los temas sobre el Patrimonio de la Generalitat y su gestión directa-indirecta. En el argot internauta a la gente le gusta utilizar el FAIL, es divertido, contundente y resume muy bien tantas cosas-situaciones... Así que, lo utilizaré: me siento como un gran FAIL.

No volveré a explicar cuánto siento estar perdiendo entre 8 y 10 horas diarias con un trabajo, que no me llena nada y que sencillamente ya me importa bastante poco. ¿Sabéis lo que es un trabajador desmotivado? Creo que yo lo soy (sin entrar en detalles).

Para evitar pensar más en ello, me he ido a comprar esta mañana y he vuelto a casa con un tocador nuevo, para colocar encima de la cómoda. Ahora tengo dos espejos en mi habitación, uno cubierto por una cortina de encaje en una de las puertas del armario (es de 3 puertas) y otro encima de la cómoda y justo detrás mío, suerte que mi cabeza queda por debajo del nivel donde está el espejo. Nunca me han gustado los espejos, mirarme en ellos sí, pero no tenerlos a la vista siempre ha sido una costumbre de esta casa y de esta familia.

Pero no es la única "tradición-costumbre" que no respeto ya. Nunca hasta ahora había tenido una camiseta con alas de ángel, ahora ya la tengo. Dos alas enormes y detalladas, que cubren toda la espalda, estampadas sobre una tela gris.

Empiezo a darme cuenta que estoy cambiando ya demasiadas cosas... y no me preguntéis si es bueno o malo, hay que dejar que suceda.

Clara

4 comentarios:

KASHTANKA dijo...

Hola! coincido contigo en muchas cosas, incluso en lo de saber lo que es ser una trabajadora desmotivada =(
Sì, deja que sucedan los cambios, normalmente acaban resultando positivos.Saludos!

Clara dijo...

KASHTANKA: es peculiar saber que hay alguien más que se siente del mismo modo, con el mismo ánimo. No voy a decir que bueno, porque sería resumirlo demasiado :D
Dejaré que vayan sucediéndose, cuando vayan llegando y/o cuando me vaya dando cuenta que ya están conmigo. Los dejaré en paz, que vayan haciendo de las suyas

Karstiel dijo...

Ala, más trabajadores desmotivados :/

Si últimamente tenía mi trabajo como un lugar sin un "trabajo" interesante, ha llegado a tal punto la desmotivación, que ahora que llega lo que parece un buen proyecto... ¡no tengo ganas! Llega tarde :/

Clara dijo...

:/ vaya panorama

Yo estoy tan desmotivada que cuando no cuadran los números lo único que puedo pensar es: "y a mi qué, se alargará unos días más, no soy yo la que prefijó fechas ridículas" --> A MI PLIM!!

Ninguna perspectiva me parece atractiva... solo la oficina quemada ¬¬

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...